lunes, 14 de abril de 2014

[Reseña] Niños psicópatas: Goth

Seguimos con las reseñas, en esta ocasión se trata de un tomo único de un autor aclamado en varios blogs y del cual había leído anteriormente Calling you, el cual es muy distinto a este que reseñaré, y que me había dejado buena impresión por eso decidí leer este tomo único, quizás más adelante le dedique una reseña breve al que menciono.
De momento aquí dejo la reseña de este tomo autoconclusivo que editó en su momento Glénat y reimprimió EDT.
Espero que les guste la reseña.

Título: Goth
Autores: Otsuichi (guión) y Kendi Oiwa (arte gráfico)
Año: 2003
Revista: Shonen A
Género: Seinen (aunque al parecer es Shonen por, drama, misterio, gore, terror
Editorial: EDT (Kadokawa Shoten)
Tomos: tomo único de historias cortas (autoconclusivo)

Argumento: Adaptación de una exitosa novela de terror japonesa, Goth es un manga de alto voltaje. Dos jóvenes estudiantes se dedican a seguir el rastro de psicópatas y torturadores, y acabarán envueltos en una trama llena de horrores con un final deslumbrante.

Opinión: Goth nos plantea la historia de dos compañeros de clase llamados Itsuki Kamiyama y Yoru Mori que están unidos por una atracción morbosa acerca de la muerte y la destrucción. A base de capítulos cortos donde el hilo conductor de la acción recae en los pensamientos sombríos del joven Kamiyama. Desde el inicio de la historia nos adentramos en su deseo por la joven Yoru (típica chica de cabello largo, negro, delgada y pálida, que tanto suele gustar como arquetipo de belleza misteriosa) y cuanto halo de muerte la rodea.

Al pasar las páginas vamos descubriendo que tienen un poderoso imán para atraer a toda clase de personajes retorcidos, oscuros, asesinos y psicópatas. En algunos casos la atracción resulta algo poco menos que inverosímil, pues a cada sitio a donde van o en la misma escuela dos de cada tres que conocen son chiflados que los pondrán entre la vida y la muerte. El desarrollo del guión se estanca por momentos, pues una vez has visto el primer capítulo podría parecer que los has leído todos. El escritor trata de desarrollar una trama subterránea en la cual se conoce el misterio tras Yoru Mori y aunque es más interesante que los psicópatas anteriores, el tomo queda bastante regular con subidas y bajadas en cuanto a la trama.

En relación al arte, este se basa en los contrastes altos de blanco y negro, intercalando algunos grises en personajes secundarios, con el fin de armonizar de acuerdo a la temática oscura. Hay ocasiones en que es muy detallado, sobre todo en las partes donde se ilustra una situación gore con partes del cuerpo o expresiones horror que sin duda alguna son las imágenes que cobran mayor fuerza dentro de la historia (quienes pasen por el árbol macabro sabrán sin duda a qué me refiero), sin embargo en otras los personajes lucen ordinarios trazados en base a líneas simples. Los fondos son casi siempre muy sencillos o poco trabajados, desde planos en blanco, hasta fragmentos de lugares cerrados como pueden salones de escuela, habitaciones de viviendas.

Conclusión: Una serie de historias cortas que giran en torno a dos chicos sombríos que se queda en un intento de profundidad adulta y psicológica, deja algo más qué desear. Un tomo único que gustará a quienes sean fans de Otsuichi, o bien que gusten de algunas cuestiones criminológicas (como es mi caso) pero que también pide estar de cierto humor, o bien podría resultar repugnante para otro tipo de personas que prefieren otros géneros. Si te gusta un poco el gore y el terror psicológico superficial, en una línea breve podría ser para ti, si por el contrario este tipo de historias no te van o buscas más espectacularidad en los giros, este tomo podría quedarte corto.

Humor:


No hay comentarios:

Publicar un comentario